Dispersión de Tarifas Eléctricas a nivel Nacional: Informe de EPEN

La distribuidora provincial de Neuquén solo fue superada en el estudio por su par de Tucumán. Las prestadoras de Río Negro y CALF también se ubican entre las más costosas. Entre la tarifa más cara y la más barata de Argentina hay una brecha de 5.026 pesos en una factura tipo.

Con un próximo nuevo aumento en la tarifa eléctrica a la vuelta de la esquina, consultor del Mercado inforaron en un gráfico cuál fue el costo de las boletas con un consumo de 300 kWh por mes en junio en cada una de las jurisdicciones de Argentina. Tanto Neuquén como Río Negro tienen unas de las tarifas más altas del país, siendo el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN), la segunda más cara de toda Argentina.

La dispersión federal en la tarifa de luz no es algo reciente. Si no que, incluso, con el pasar del tiempo esa brecha se ha expandido. «A grandes rasgos todas pagan lo mismo por la energía para usuarios residenciales«. Lo que encarece el valor es la distribución de la energía. En cuanto que, en los impuestos también se reflejan variaciones entre provincias, pero no son determinantes.

En el interior de la provincia de Neuquén, es decir el grueso de los municipios medianos y chicos tienen al EPEN como distribuidora, la cual muestra en el informe la segunda tarifa más cara del país. Por un consumo de 300 Kwh al mes los usuarios abonan 5.733 pesos. En este caso, lo que encarece el valor es la distribución, que representa un 58% de la boleta.

En tanto la ciudad de Neuquén se pagan 3.717 pesos por el mismo consumo a la distribuidora CALF, posicionándose así en el puesto 11 de las más caras.

Río Negro también tiene una de las tarifas más costosas de Argentina: el valor final del consumo es de 3.909 pesos -siempre para los mismos 300 kWh/mes-. En este caso, el costo de distribución representa el 54% del valor final.

Las distribuidoras de la provincia son Empresa de Energía Río Negro (Edersa), la Cooperativa de Electricidad y Anexos de Río Colorado Ltda y la Cooperativa de Electricidad Bariloche Ltda.

grafico

En comparación con otras jurisdicciones, la tarifa de Edesur (Buenos Aires) representa menos de un tercio de lo que pagan los usuarios del EPEN por el mismo consumo. En otras palabras, usuarios del interior de Neuquén pagan un 67% más que los de Buenos Aires.

El valor mayorista del gas representa un 20% del total de la factura del EPEN mientras que en Edesur ese porcentaje asciende al 51%. Como se dijo, la distribución es la que genera la brecha de valores.

La región con la tarifa más barata es Buenos Aires. Edesur, que abarca la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires y 12 partidos de la provincia de Buenos Aires, tiene una factura de 1.868 pesos. La distribuidora es regulada por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) ya que cruza dos jurisdicciones. Por ende el ENRE define el valor de las tarifas, al igual que ocurre con Edenor.

En el resto de las jurisdicciones el valor del servicio eléctrico es fijado por organismos reguladores provinciales. Por eso, «en los casos en los que no son fijados por el Estado Nacional y en los casos específicos de Edenor y Edesur los valores de estos parámetros para cada distribuidora se obtuvieron a partir del análisis de sus respectivos contratos de concesión«, detallaron en la metodología del gráfico.

La jurisdicción con la tarifa más cara es Tucumán con 6.894 pesos en 300 kWh al mes. En esta provincia, lo que encarece el valor es también la distribución. Del total a pagar, un 58% corresponde a este ítem.

«La gran concentración de subsidios energéticos en Argentina está en el sector mayorista eléctrico, que explica aproximadamente el 75% de los subsidios a la energía a nivel nacional», señaló Caratori.


Las claves para leer el gráfico


Los autores del gráfico compartieron la metodología con Energía On y explicaron que seleccionaron 300Kwh/mes como parámetro debido a la necesidad de manejar una unidad común. Sin embargo, «no necesariamente refleja el consumo representativo o promedio de los usuarios residenciales de cada distribuidora», remarcaron.

En cuanto a la distribución, los autores la calcularon a través de la «diferencia entre el subtotal calculado del cuadro tarifario y el estimado del componente mayorista».

Respecto a los ítems que se reflejan en el ejercicio, «el costo mayorista expresado incluye energía, potencia, transporte y pérdidas«. En tanto los impuestos comprenden el 21% correspondiente al IVA junto con otros impuestos provinciales. «En este ejercicio no se han incluido impuestos municipales«, aclararon.

El ejercicio realizado no incluye las tasas cobradas en diferentes jurisdicciones, como es «el componente de alumbrado público, que pueden resultar significativas en términos de su peso sobre la factura final pero que son ajenas a la provisión del servicio de energía eléctrica y que no son impuestos», explicaron. Tampoco se contabilizaron otros plus, como el servicio de sepelios que se suman a muchas boletas de la zona.

Fuente: rionegro.com.ar

Deja una respuesta